'Meteoro' no es lo mismo que 'asteroide'

El término asteroide hace referencia a un cuerpo menor del sistema solar que orbita alrededor del Sol; mientras que meteoro y meteorito dan nombre a los cuerpos sólidos procedentes del espacio que entran en la atmósfera terrestre.
En los medios de comunicación es frecuente hallar casos en los que se confunden esos conceptos: «Este meteoro en realidad no significa ningún peligro, ya que en su momento de mayor proximidad estará a una distancia de 4,2 millones de kilómetros» o «Un meteoro de 40 metros de diámetro pasará por la Tierra».
El Diccionario de la lengua española explica que un asteroide es un ‘cuerpo menor del sistema solar, de dimensiones inferiores a 1000 km de diámetro y que frecuentemente gira alrededor del Sol entre las órbitas de Marte y Júpiter’.
Por su parte, un meteoroide es un cuerpo celeste que se desprende de otros de mayor tamaño, como planetas o asteroides. La Real Academia de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales explica que si es atraído por la gravedad terrestre y cruza la atmósfera dando lugar a una estrella fugaz se denomina meteoro, término también utilizado para nombrar a cualquier fenómeno que se origina en la atmósfera, como la nieve o el arco iris. Si este cuerpo llega a caer sobre la superficie de la Tierra, recibe el nombre de meteorito.
Así, en los ejemplos anteriores lo adecuado habría sido escribir «Este asteroide en realidad no significa ningún peligro, ya que en su momento de mayor proximidad estará a una distancia de 4,2 millones de kilómetros» y «Un asteroide de 40 metros de diámetro pasará por la Tierra».

Comentarios